Desde el momento de la decisión hasta el festejo final, desde Penta Capital te contamos cuáles son las cinco etapas que hay que transitar para cumplir el sueño de la casa propia.

Etapa 1: La decisión
La búsqueda de una nueva propiedad para irse a vivir empieza desde el momento en que se comienza a pensar en la idea. Las ilusiones y la ansiedad ante un cambio tan importante hacen que sea necesario conocer en detalle cuáles son los pasos y los requisitos para que este camino se transite de la mejor manera posible.

Recomendamos el siguiente chek list de 10 puntos antes de comenzar a buscar.

¿Cuántos metros cuadrados necesito y quiero en mi nueva propiedad?
¿En qué barrio o zona? ¿Estoy circunscripto a ellas o me puedo alejar un poco?
¿Qué me interesa tener alrededor? ¿Medios de transporte público, escuelas, supermercados, importantes avenidas?
¿Cuánto dinero total tengo de presupuesto? Es clave saber que, si bien puede variar, hay que contemplar entre un 5% y un 7% del costo de la propiedad como gastos extras (comisión de inmobiliaria y el escribano).
¿Cuántos ambientes me gustaría tener?
¿Con o sin cochera?
¿Con o sin balcón / terraza?
¿Cuál es el gasto mensual que quiero destinar en mi nuevo inmueble? Esto es importante porque determinará cuánto quiero o puedo pagar entre expensas (ordinarias y extraordinarias), ABL y los servicios básicos.
¿Quiero que tenga ammenities o no? (pileta, salón de usos múltiples, gimnasio, etc).
¿Quiero que mi nuevo inmueble tenga alguna orientación en particular, pensando en la luz de la mañana y la tarde?

Etapa 2: La búsqueda
Una vez que se tomó la decisión y se realizó el chek list, que sin dudas podría ser mucho más largo, pero es clave porque nos permitirá tener más claro los criterios de búsqueda, comienza la segunda etapa: la búsqueda. Según la edad de los compradores interesados, muchos elegirán hacerlo por Internet, mientras que otros preferirán hacerlo de la manera más tradicional, por medio de una inmobiliaria. Lo que sí debe tener en claro la persona, pareja o familia que busca una propiedad es cuáles son las características que quiere que tenga el nuevo inmueble.

No hay un tiempo estipulado para encontrar el departamento o la casa soñada. Algunos tienen la suerte de hacerlo rápido, mientras que a otros puede llevarle meses. Lo importante, siempre, es mantener la calma y recurrir al check list, que será nuestra guía.

Cuando hay interés por uno, es recomendable ir a visitarlo en distintos momentos del día y también diferentes días de la semana, como también un fin de semana. Esto nos permitirá conocer más en detalle el movimiento que tiene la zona, que pasa con la luz dentro de la propiedad y más características que nos facilitarán la decisión.

Etapa 3: La documentación
Cuando el inmueble finalmente se encuentra, empieza la tercera etapa, que es la legal y la de la documentación. Lo primero a hacer es dejar una reserva –para demostrar interés genuino hacia el vendedor- y pedir el título de propiedad. 

También es importante solicitar los planos para ver si el inmueble tiene metros construidos y no declarados o, como sucede en la provincia de Buenos Aires, la construcción de viviendas sin haber presentado planos. Además, es recomendable solicitar estado de deuda de impuestos municipales y provinciales para no encontrarse con sorpresas de deudas abultadas.

Toda esta documentación será entregada al escribano que se haya elegido, para que constante si está toda en regla o no. Siempre es mejor elegir un escribano de confianza pero, en caso de no tenerlo, se recomienda recurrir al Colegio de Escribanos (sus honorarios corren por cuenta del comprador y es, generalmente, un 2% del valor de la operación).

Etapa 4: El pago
Cuando el escribano da el OK respecto de la documentación –lo que certifica que todo está en regla y que el acto de compraventa se puede realizar perfectamente- es el momento de coordinar el día y el horario para realizar el pago y las firmas correspondientes.

Si bien dependerá de si hay un crédito hipotecario de por medio o no, generalmente se hace donde el vendedor disponga. Esto se hace porque él será quien, finalmente, se quede con el dinero y, como en Argentina la gran mayoría de las transacciones inmobiliarias se siguen haciendo en efectivo, da mayor seguridad a quien vende. En estos casos, hay que asegurarse que se realice en algún banco.

Etapa 5: El festejoNo es un paso obligatorio, pero sí muy necesario. La adquisición de una vivienda genera mucho estrés y tensión, aún cuando todo anduvo bien. Por este motivo, no hay mejor manera de cerrar el cambio que se acaba de hacer con un buen brindis entre familiares y/o amigos, porque después vendrá otro capítulo, que es el de la decoración y ambientación del nuevo hogar. Pero, ese es otro tema.

 

Fuente: ideas.mercadolibre.com