Las nuevas tecnologías, así como la posibilidad de abatir tiempos y costos, están transformando la forma de acceder a la vivienda propia.

El steel framing es un sistema de construcción que utiliza piezas de acero galvanizado “solidarias”, que se arman para crear la estructura de la casa.

Los perfiles galvanizados pueden ser prearmados en el suelo y luego ubicados verticalmente en la obra. También pueden ser armados en un taller y ser transportados al sitio en construcción. Al final, en el armazón se utilizan subsistemas para el acabado de los muros: yeso, revestimiento de piedra, placas cementicias, madera e imitación madera o EIFS (un sistema de aislamiento térmico exterior que utiliza espuma de alta densidad). Para los techos se puede usar también una variedad de soluciones: chapa galvanizada, isopaneles, lozas de hormigón alivianado o tejas americanas.

“Este sistema permite ahorrar costos a la hora de construir y una mayor eficiencia energética”, afirma Sebastián Cuiña, presidente de Penta Capital.

Una casa promedion de 70 m2 puede estar lista en cuatro meses, un tiempo sensiblemente menor al de los métodos tradicionales. Todo depende de la complejidad del proyecto.

El steel framing representa un buen sistema para ampliaciones o para una segunda planta, porque al tratarse de una estructura liviana no ocasiona problemas sobre un edificio preexistente no pensado para soportar otro piso.

La construcción no exige cimientos, sino el anclaje en una losa de 12 a 15 centímetros de hormigón. Eso contrarresta el movimiento que pueda tener la casa. El acero galvanizado soporta el peso de toda la estructura.

No existen limitaciones de diseño y tamaño para este sistema. Lo mismo es recomendable para una vivienda típica o para la construcción de un hospital o un rascacielos.

En Penta Capital nos especializamos en la construcción en Steel Framing y estamos orgullosos de ofrecer a cientos de familias la posibilidad de acceder a una casa propia de altísima calidad por medio de un sistema de financiación único.